RECONSTRUIR EL ESTADO

(Un comentario de Juán Antivero en nuestra nota Volver a Casa)

Si las cosas lenta pero seguras vuelven a su lugar, solo resta que se cumpla lo firmado en los decretos correspondientes y que de una vez por todas vías navegables,se ajuste edilicia y estructuralmente, a la función que le compete: Controlar el dragado y balizamiento que realiza “Jan de Null” en el Río Paraná, reduciendo el espacio físico que actualmente ocupa, donde hay 2 empleados por oficina, con los gastos de aire acondicionado, vegetando y esperando que finalice la jornada laboral. Conviviendo personas que hace años están en condiciones de jubilarse con los ingresados hace unos años, y estos últimos adquiriendo las “mañas” y no la experiencia laboral de los mas antiguos, que lamentablemente no sirven de mucho, ya que el estado no hará mas lo que hizo durante mas de 100 años, cuando Vías Navegables tenia el monopolio del dragado y balizamiento de los ríos del país.
No puede ser que se pague sueldos, horas extras y comidas a embarcados que figuran “tripulando” embarcaciones que ya no están en condiciones de navegar, completando roles ficticios, y gastando el estado miles de pesos como si la repartición estaría a “full”.
Los trabajadores no son los culpables de que la empresa Belga tenga embarcaciones, tecnología y personal que realmente permite mantener la vía navegable en condiciones, la opción, es que el personal que no este en condiciones de jubilarse, puedan cubrir vacantes en las embarcaciones del operador privado. Al menos -ganaran su sueldo dignamente- y no por estar “a la orden” sin tener trabajo para hacer.

Anuncios

4 comentarios to “RECONSTRUIR EL ESTADO”

  1. Sr. Antivero: Comparto su comentario, trabajo en el área legal del Ministerio del Interior, recordándole que desde el mes de Junio del presente año, la Secretaria de Transporte ha pasado a la órbita del Ministerio del Interior. Algunos opinan que el detonante fue el accidente ferroviario de la zona de once. Sea o no sea esta la causa del cambio ministerial, lo concreto es que la forma de operar del Ministerio del Interior, no contempla la liquidación de horas extras y adicionales individuales al personal, no estando con ninguna intención de cambiar su sistema de trabajo.
    Por ejemplo: Se reconoce a su personal Horas Electorales ( que es adicional que se liquida a todos los empleados como complemento de haberes por igual). Bajo este contexto las horas extras no son utilizadas discrecionalmente por los jefes de turno, para beneficiar a empleados “alcahuetes”, discriminando a otros, y donde las horas extras solo figuran en los recibos de haberes, sin que haya elementos contundentes que registren haberlas realizado, ni tareas que justifiquen su realización. El plantel del interior cuenta con una significativa cantidad de contratados, o sea que en lugar de utilizar a las horas extras como elemento distorsionador para beneficiar a unos en desmedro de otros, se contrata personal de acuerdo a la ley marco.
    Estamos trabajando en la batería legal se está elaborando y que estará vigente a partir del 1° de Enero de 2013, desapareciendo la liquidación de horas extras, como se hace en la actualidad, que se desparraman como lo hace un agricultor en el campo…..
    Es un desafío que no se si mejorara las acotadas funciones que hoy tiene Vías Navegables, pero será un acto de justicia que todos cobren, de acuerdo a su funcionalidad y terminar con la distorsión que significa que algunos agentes cobren 200 horas extras todos los meses (nadie hace uso de licencia, nadie se enferma, etc.) y otros cobren 40 horas.
    Con respecto a “las mañas” que Usted menciona, la falta de control y permisividad han llegado a este tipo de situaciones, donde algunos empleados se prestan a que se les cargue horas, para aumentar su futuro haber jubilatorio…
    El tema es mucho más complejo, con el ejemplo anterior Usted se dará cuenta que es necesario, regularizar la situación, haciendo un uso racional de los recursos. La mala administración del Sr. Fernández, puede repetirse, si no se cambia el régimen de liquidación de horas extras y adicionales vigente. Hay que pagar un buen sueldo y no que las -horas extras- sean la variable de ajuste del personal, que permite que cualquier empleado cobre mayores haberes que los responsables y profesionales del sector.

  2. Sr. Dario: Mucho agradeceré me informe si el ajuste / control que usted menciona, se limita únicamente a los organismos que pertenecían a la Secretaria de Transporte, hoy dependientes del Ministerio del Interior, o si es una -movida- que se aplicara en toda la administración publica nacional. Sucede que el comentarista Juan Antivero manifiesta que no se le puede pagar sueldo y horas extras al personal “por el solo hecho de estar”…..Mi esposo trabaja como cirujano en un hospital nacional, atendiendo consultorios externos. Las cirugías son programadas en horarios distintos en los que atiende a pacientes ambulatorios, o sea que el tiene un sueldo, atendiendo a 10, 20 o 1 paciente por día, opere a 15 o a 1 por mes. Lo mismo sucede con los médicos clínicos que cubren las guardias, cobran lo mismo atendiendo a 10 o 1000 pacientes en el mes. Resumiendo, si el personal de Vías Navegables ademas de su sueldo, cuentan con horas extras que se liquidan “por estar a la orden”, es una conquista político – gremial del sector que hay que destacar. Si la horas extras en un elemento de distorsión, que pueden ser utilizadas beneficiando a algunos con relación a otros, eso no esta bien. Pero si se liquidaría a todos las mismas cantidad de horas, sería un hecho muy bueno, pero no justo, ya que no se compensaría ni premiaría a aquel que tiene mas voluntad o esta capacitado para solucionar problemas, en ves de ser vocero o informante de situaciones a quienes tienen la responsabilidad de resolver problemas.
    Tengo dos hermanos, los dos son oficiales, uno de Gendarmeria y otro del Ejercito, los dos viven haciendo cursos para escalar y obtener mejores cargos. El primero “arriesga la vida” a cada instante ya que siempre comanda patrullas que realizan controles en rutas, detectando cargamentos con droga.
    El otro se vive preparándose para defender a la patria en caso de ataques exteriores…….(En el actual contexto de integración regional, que exista la posibilidad de que nuestros vecinos nos ataque militarmente, es tan improbable, como que Messi – Aguero y Tevez a partir de Enero de 2013 estén jugando en Boca Juniors).
    Sin embargo los dos hacen sus carreras, uno va a trabajar todos los días el otro cada tanto, ya que estudia en su casa y arregla todo por teléfono, (eso si se prende en toda capacitación en el exterior, cobrando U$D nada despreciables), siendo poseedor de conocimientos táctico – teóricos que nunca aplicara. Cuando a fin de año nos reunimos en familia, el tema que siempre genera discusión es lo al cuete que esta una fuerza con respecto a la otra: el gendarme le muestra la estadística de los compañeros que caen anualmente en el cumplimento de su deber, el que presta servicios en el Ejercito, como no tiene argumentos para responder, recita el articulo de la Constitución Nacional donde se indica la situación de privilegio que esta fuerza tiene……
    El que “esta a la orden” cambia de vehículo todos los años, y veranea en el exterior, teniendo a sus hijos estudiando medicina en una Universidad Adventista de la provincia de Entre Ríos (siendo muy cara la cuota), el otro que trabaja y tiene responsabilidades, sus hijos concurren a la universidad publica.
    Resumiendo ojala que el ajuste sea para toda la administración publica, incluso las fuerzas armadas.

  3. A todos los opinólogos, con todo respeto los invito a que lean el Decreto 874/2012 donde se constituye el nuevo Ministerio de Interior y Transporte, donde están perfectamente enunciadas las tareas del nuevo ministerio y concreta mente lo relacionado a la función de Vías Navegables, ya que esta se limitara exclusivamente a tareas de control. En ningún párrafo se menciona que el estado dragara o balizara por si mismo y si se limitara a dar la cobertura legal sobre las vías navegables del país. Los que piden que se den por terminada las costumbre de liquidar horas extras como complemento de haberes, demosle un poco de tiempo a las nuevas autoridades, ya que los actuales empleados de vías navegables superan largamente los 30 años de servicio, estando en su mayoría en condiciones de acceder a los beneficios de la jubilación. Si se cortan las horas de un día para el otro, las bajas serian masivas, no permitiendo que personal nuevo adquiera los conocimientos de sus antecesores y se determinen que de lo “viejo” puede resultar de utilidad para el nuevo organismo de control, y en caso de pasarlos a disponibilidad habría que indemnizarlos, resultando mucho mas caro “el remedio que la enfermedad”
    Con respecto a la Sra. Zulma el problema de sus hermanos me parece que existen otras paginas especializadas en el tema de fuerzas armadas para exponerlo ya que lo expresado no aporta nada nuevo a la problemática planteada por otros lectores. No se olvide lo que esta pasando en la actualidad, donde la Prefectura y la Gendarmeria, aprovecharon el error en sus liquidaciones, para manifestar su reclamo y apuntan por mas, ya que piden un mínimo de $ 7.000. Esta forma de manifestarse la pueden hacer ATE y el Sindicato del Personal Embarcado, pero no tendrán “el peso” que los reclamos de fuerzas armadas parcial o totalmente infunden en los políticos….

    ADMINISTRACIÓN PUBLICA NACIONAL
    Decreto 874/2012

    Artículo 1° — Sustitúyese la denominación del MINISTERIO DEL INTERIOR por la de MINISTERIO DEL INTERIOR Y TRANSPORTE, debiendo considerarse modificada tal denominación cada vez que se hace referencia a la Cartera Ministerial citada en primer término.
    Art. 2° — Sustitúyese el artículo 17 de la Ley de Ministerios (texto ordenado por Decreto N° 438/92) y sus modificatorias, por el siguiente:
    “Artículo 17.- Compete al Ministerio del Interior y Transporte asistir al Presidente de la Nación, y al Jefe de Gabinete de Ministros, en orden a sus competencias, en todo lo inherente al gobierno político interno y al ejercicio pleno de los principios y garantías constitucionales, asegurando y preservando el régimen republicano, representativo y federal, así como en todo lo concerniente al Transporte, y en particular:
    1. Entender en la determinación de los objetivos y políticas del área de su competencia.
    2. Ejecutar los planes, programas y proyectos del área de su competencia elaborados conforme las directivas que imparta el Poder Ejecutivo Nacional.
    3. Entender en las cuestiones institucionales en que estén en juego los derechos y garantías de los habitantes de la República, y en lo relacionado con la declaración del estado de sitio y sus efectos.
    4. Entender en las propuestas de reforma de la Constitución Nacional y en las relacionadas con las Convenciones que se reúnan al efecto.
    5. Entender en las relaciones y en el desenvolvimiento con los gobiernos de las provincias y el de la Ciudad de Buenos Aires, y en las relaciones y cuestiones interjurisdiccionales y coordinar políticas que coadyuven y fomenten la formación de regiones en el territorio nacional, a los fines establecidos en el artículo 124 de la Constitución Nacional.
    6. Intervenir en la elaboración de la legislación nacional cuando sea necesario coordinar normas federales y provinciales.
    7. Participar en la evaluación de la estructura económica-financiera de los estados provinciales y regiones del país, para estar en condiciones de asistir a los mismos.
    8. Entender en la implementación y coordinación de las políticas y acciones tendientes a propiciar la descentralización en los gobiernos municipales.
    9. Entender, a los efectos prescriptos en los artículos 37, 38, 39 y 40 de la Constitución Nacional, en lo relacionado con el ejercicio de los derechos políticos de los ciudadanos, al régimen electoral, al de los partidos políticos y su financiamiento, al derecho de iniciativa y a la consulta popular.
    10. Entender en lo relacionado con la programación y ejecución de la legislación electoral, el empadronamiento de los ciudadanos, la organización, conducción y control del Registro Nacional de las Personas y las leyes de amnistías políticas.
    11. Intervenir en lo relativo a la concesión del derecho de asilo.
    12. Entender en lo atinente a la nacionalidad, derechos y obligaciones de los extranjeros y su asimilación e integración con la comunidad nacional.
    13. Entender en la supervisión del Archivo General de la Nación.
    14. Entender en la coordinación de las acciones tendientes a solucionar situaciones extraordinarias o emergencias que se produzcan en el territorio de la Nación.
    15. Entender en los actos de carácter patriótico, efemérides, feriados, custodia de emblemas y símbolos nacionales, uso de emblemas y símbolos extranjeros e intervenir en lo relativo a la erección y emplazamiento de monumentos.
    16. Intervenir en el régimen jurídico de las aguas de los ríos interprovinciales y sus afluentes.
    17. Entender en la elaboración y aplicación de las normas que rijan lo inherente a migraciones internas y externas y en el otorgamiento de la condición de refugiado.
    18. Intervenir en la creación de condiciones favorables para afincar núcleos de población en zonas de baja densidad demográfica y de interés geopolítico.
    19. Intervenir en la elaboración de las políticas para el desarrollo de las áreas y zonas de frontera y entender en su ejecución en el área de su competencia.
    20. Entender en la intervención del Gobierno Federal en las provincias y en la Ciudad de Buenos Aires.
    21. Entender en la aplicación de la Ley N° 22.352 y el Decreto Ley N° 15.385 (Ley N° 12.913) en todo lo relacionado con la preservación de la seguridad de las áreas y zonas de frontera.
    22. Intervenir, juntamente con las áreas competentes, en la gestión, elaboración, ejecución y supervisión de políticas de acciones tendientes a optimizar el funcionamiento armónico de los espacios integrados a los efectos previstos en los artículos 75, inciso 24, y 124 de la Constitución Nacional.
    23. Coordinar y ejecutar las acciones de prevención y respuesta requeridas para la protección civil de los habitantes ante hechos del hombre y de la naturaleza.
    24. Elaborar las medidas necesarias para el cumplimiento de las políticas que hacen a la protección de la comunidad colaborando con los entes nacionales, provinciales o privados, frente a desastres naturales o causados por el hombre, y a ilícitos que por naturaleza sean de su competencia.
    25. Coordinar el Sistema Federal de Emergencias (SIFEM) creado por el Decreto N° 1250 del 28 de octubre de 1999.
    26. Entender en la elaboración y aplicación de políticas estratégicas de armonización federal, la coordinación nacional, la registración y sistematización de datos relativos al Sistema Nacional de la Seguridad Vial; concertar con las respectivas jurisdicciones las medidas tendientes al efectivo cumplimiento de las funciones de prevención y control del tránsito, sin que el ejercicio de tales funciones desconozcan o alteren las jurisdicciones locales.
    27. Ejercer las funciones de Autoridad de Aplicación de las leyes que regulan el ejercicio de las actividades de su competencia.
    28. Intervenir en la elaboración de las estructuras arancelarias en las áreas de su competencia.
    29. Entender en la elaboración de las políticas y normas de regulación de los servicios públicos del área de su competencia, en la supervisión de los organismos y entes de control de los concesionarios de obra o de servicios públicos.
    30. Entender en la elaboración de normas de regulación de las licencias de servicios públicos del área de su competencia, otorgadas por el Estado nacional o las provincias acogidas por convenios, a los regímenes federales en la materia.
    31. Ejercer, en su ámbito, facultades de contralor respecto de aquellos entes u organismos de control de las áreas privatizadas o dadas en concesión en el área de su competencia, así como también hacer cumplir los marcos regulatorios correspondientes, y entender en los regímenes de tarifas, cánones, aranceles y tasas de las mismas.
    32. Entender en la investigación y desarrollo tecnológico en las distintas áreas de su competencia.
    33. Entender en la elaboración y ejecución de la política nacional de transporte aéreo, fluvial, marítimo y terrestre, así como en su regulación y coordinación.
    34. Entender en todo lo relacionado con el transporte internacional, terrestre, marítimo y fluvial.
    35. Entender en la supervisión, el fomento y el desarrollo técnico y económico de los sistemas de transporte terrestre.
    36. Entender en la coordinación de las tareas de las reparticiones, empresas nacionales o privadas que operan en los puertos y vías navegables, así como en el otorgamiento de las habilitaciones que correspondan y en su fiscalización o administración.
    37. Entender en la elaboración, aplicación y fiscalización del régimen de flotas mercante, fluvial, de cabotaje y ultramar.
    38. Entender en la regulación y coordinación de los sistemas de transporte terrestre, marítimo y fluvial.
    39. Entender en la ejecución de la política nacional de fletes.
    40. Entender en la organización, dirección y fiscalización del registro de inscripción, fijación de capacidades y calificación de las empresas vinculadas a la industria y reparación naval.
    41. Entender en todo lo relacionado con la construcción, habilitación, administración y fiscalización de puertos y vías navegables.
    42. Entender en la elaboración y ejecución de la política de transporte de carga reservada para la matrícula nacional.
    43. Entender en la homologación de los acuerdos armatoriales y sus accesorios.
    44. Entender en la coordinación de las tareas de las reparticiones, empresas del Estado y/o privadas, que integran la comunidad portuaria.
    45. Intervenir en la elaboración y aplicación de los regímenes de trabajo portuario, marítimo y fluvial.
    46. Intervenir en la compatibilización de la navegabilidad de los cursos de agua con su aprovechamiento como fuente de energía.
    47. Intervenir en la elaboración y ejecución de la política de puertos y vías navegables.
    48. Entender en la administración, coordinación y ejecución de las políticas y acciones que hacen al ejercicio de los derechos societarios correspondientes a las participaciones accionarias pertenecientes al ESTADO NACIONAL en las empresas de transporte aéreo comercial”.
    Art. 3° — Sustitúyese el artículo 21 de la Ley de Ministerios (texto ordenado por Decreto N° 438/92) y sus modificatorias, por el siguiente:
    “Artículo 21.- Compete al Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios asistir al Presidente de la Nación y al Jefe de Gabinete de Ministros, en orden a sus competencias, en todo lo inherente a las comunicaciones, la minería, la energía, el saneamiento y en las obras públicas, la vivienda, las obras de explotación y aprovechamiento sustentable de los recursos hídricos, la actividad vial y la planificación de la inversión pública tendiente a un equilibrado desarrollo geográfico regional que consolide el federalismo.
    En particular, tendrá a su cargo:
    1. Entender en la determinación de los objetivos y políticas del área de su competencia.
    2. Ejecutar los planes, programas y proyectos del área de su competencia elaborados conforme las directivas que imparta el Poder Ejecutivo Nacional.
    3. Entender en la elaboración de los regímenes de promoción y protección de la inversión pública y de los instrumentos que los concreten; así como en la elaboración, ejecución y fiscalización de los mismos, en su área.
    4. Entender en el otorgamiento de los certificados de origen y calidad de los productos destinados a la exportación en el ámbito de su competencia.
    5. Intervenir en la elaboración de las políticas para el desarrollo de las áreas y zonas de frontera y entender en su ejecución en coordinación con las áreas competentes.
    6. Participar en la administración de las participaciones del Estado en las empresas de carácter productivo.
    7. Ejercer las funciones de Autoridad de Aplicación de las leyes que regulan el ejercicio de las actividades de su competencia.
    8. Intervenir en la elaboración de las estructuras arancelarias en las áreas de su competencia.
    9. Intervenir en la elaboración y ejecución de la política de reembolsos y reintegros a la exportación y aranceles en las áreas de su competencia.
    10. Entender en la elaboración de las políticas y normas de regulación de los servicios públicos del área de su competencia, en la supervisión de los organismos y entes de control de los concesionarios de obra o de servicios públicos.
    11. Entender en la elaboración de normas de regulación de las licencias de servicios públicos del área de su competencia, otorgadas por el Estado nacional o las provincias acogidas por convenios, a los regímenes federales en la materia.
    12. Ejercer, en su ámbito, facultades de contralor respecto de aquellos entes u organismos de control de las áreas privatizadas o dadas en concesión en el área de su competencia, así como también hacer cumplir los marcos regulatorios correspondientes, y entender en los regímenes de tarifas, cánones, aranceles y tasas de las mismas.
    13. Entender en la investigación y desarrollo tecnológico en las distintas áreas de su competencia.
    14. Entender en el relevamiento, conservación, recuperación, defensa y desarrollo de los recursos naturales en el área de su competencia.
    15. Entender en la elaboración, ejecución y control de las políticas mineras de la Nación, tendiendo al aprovechamiento, uso racional y desarrollo de los recursos geológicos mineros.
    16. Entender en la elaboración, ejecución y fiscalización relativas a la explotación y catastro minero.
    17. Entender en la normalización y control de calidad de la producción minera.
    18. Entender en la elaboración y ejecución de la política nacional en materia de prevención sísmica.
    19. Entender en la elaboración y en la ejecución de la política energética nacional.
    20. Entender en la elaboración y fiscalización del régimen de combustibles y en la fijación de sus precios, cuando así corresponda, acorde con las pautas respectivas.
    21. Entender en la coordinación de los planes nacionales de electrificación rural.
    22. Entender en la elaboración y en la ejecución de la política en materia de comunicaciones.
    23. Entender en la elaboración, ejecución y fiscalización del régimen del servicio postal.
    24. Entender en la elaboración y ejecución de programas de vivienda destinada a los sectores de menores recursos.
    25. Promover la inversión de recursos en el campo de la vivienda.
    26. Entender en la coordinación y fiscalización de la ejecución que realice el Estado nacional, las provincias y los municipios, en lo concerniente a los planes de vivienda y al planeamiento urbano, acorde con el régimen de asentamiento humano que establezca la política de ordenamiento territorial.
    27. Entender en la promoción de los sistemas de vivienda industrializados.
    28. Entender en la legislación, reglamentación y fiscalización de los sistemas de reajuste del costo de las obras y los trabajos públicos o de saldos de deudas a cargo de la Administración Nacional.
    29. Entender en el dictado de normas relacionadas con la contratación, construcción y conservación de obras públicas incluyendo las que se realicen en el ámbito del Ministerio de Educación.
    30. Entender en la organización, dirección y fiscalización del registro de empresas contratistas de obras públicas y de consultorías.
    31. Entender en el dictado de normas relacionadas con la construcción y conservación de toda obra vial cuya realización corresponda al Gobierno nacional en concordancia con la política de ordenamiento territorial.
    32. Entender en la construcción, administración y prestación de los servicios de obras sanitarias en jurisdicción nacional y en las provincias acogidas, por convenios, al régimen federal en la materia.
    33. Entender en la adopción de medidas para la defensa de cursos de agua y avenamientos y zonas inundables e insalubres.
    34. Entender en la ejecución de los planes nacionales de riego.
    35. Entender en la elaboración y ejecución de la política hídrica nacional.
    36. Entender en el régimen de utilización de los recursos hídricos de uso múltiple acorde con la política hídrica nacional.
    37. Intervenir en lo referente a los usos y efectos de las aguas provinciales y municipales sobre las de jurisdicción federal”.
    Art. 4° — Hasta tanto se efectúen las adecuaciones presupuestarias correspondientes, la atención de las erogaciones de las áreas y funciones transferidas por el presente decreto serán atendidas con cargo a los créditos presupuestarios de la Jurisdicción de origen de las mismas.
    Art. 5° — El presente decreto entrará en vigencia a partir de la fecha de su dictado.
    Art. 6° — Dése cuenta al HONORABLE CONGRESO DE LA NACION.

  4. Sr. Silvio, Visto y considerando los siguientes puntos:

    a) Todo el Río de la Plata y el Paraná concesionado.
    b) Sin presupuesto del Estado para reparar embarcaciones, ni para dragar dársenas y puertos interiores.
    c) Muy pocas embarcaciones en condiciones de operar.
    d) El estado pagando sueldos, horas extras, desayunos, almuerzos, meriendas y cenas, de “tripulantes embarcados” en embarcaciones que nunca saldrán a navegar porque están inactivas desde hace mas de 20 años.
    e) Gran cantidad de personal en condiciones de jubilarse.
    f) Los representantes gremiales que hablan de dragado, si bien cobran como embarcados, hace años que no se suben a una embarcación.
    g) El distrito emblema de Bs. As. se pretende desalojar para ampliar la zona exclusiva de Puerto Madero.
    h) Un Río Uruguay que siendo compartido con la R.O.U. y limitados sus pies para operar (siempre deberá completar carga en puertos del Río Paraná).
    i) La empresa “Jan de Null” realizando su trabajo de dragado y balizamiento, con muy buenos resultados, (a pesar de la deuda que el estado tiene con esta concesionaria).
    j) El desgaste que se somete el personal, que estando en condiciones de jubilarse, “vegeta” con las consecuencias que ellos representa “al no ganarse el pan con el sudor de su frente” (termino bíblico muy acertado para representar la realidad).

    Y por otras consecuencias obvias producto del hacinamiento institucional, no será mejor en estas circunstancias tratar una “salida elegante” para el personal de Vías Navegables ?

    Porque no pensar que se les reconozca algunos puntos mas en el computo jubilatorio, de esa manera el personal voluntariamente se va a sus casas conforme, permitiendo al estado ajustar lo edilicio y lo estructural, a las tareas de control por decreto ya asignadas, con el pago de un escalafón que no este sometido a la distorsión de las horas extras, y cuyos nuevos integrantes que queden, sean dignos del nuevo rol asignado.

    Le dejo la inquietud, para sumarle al marco teórico legal, por Usted expresado, aportarle una cuota de razonabilidad, criterio y sentido común. Este ejemplo podría aplicarse a otras áreas del estado, donde se vive el día a día, recordando lo que se hacía hace 30 años, pero que ya no volverá a ser.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: