COSECHARAN SU SIEMBRA

                      Un aplastante triunfo del Frente Para la Victoria demolió la alianza oficialista liderada por Ricardo Colombi en las elecciones del domingo 23.

                      Las derrotas electorales a repetición de R.Colombi y el rejuntado político que aglutina, con lo peor de nuestra historia como aliados, muestran que en Corrientes la gente es mansa pero no come vidrio.

                    Con un porcentaje de adhesiones del 67%, quince puntos mayor que la media nacional, Cristina Fernández de Kirchner ratificó que juega de local en Corrientes, con una fidelidad de los electores a su programa de gobierno que no solo marca el presente sino, y por sobre todo, el futuro destino de la provincia.

                     Los dinosaurios que han asolado nuestro pasado, elección tras elección van siendo desplazados a la cloaca de la historia por la sumatoria de la voluntad de los anónimos ciudadanos que encuentran en los mecanismo democráticos la posibilidad de expresarse que no le dan los medios masivos de comunicación locales que abrumadoramente están controlados por  sus amanuenses y cómplices.

            A medida que pierden protagonismo en los escenarios de la política lo van ganando en los de la justicia, abrumados por las causas por administración, fraudulenta, peculado, incumplimiento de sus deberes, etc., que van sumando cotidianamente al irse descubriendo los desfalcos al tesoro provincial y a la fe ciudadana que han cometido.

            Los partidos históricos que otrora malversaran la buena fe de los humildes ciudadanos correntinos, manipulando sus voluntades electorales se van transformando en espectrales y fétidos esqueletos, representativos de un pasado oprobioso que explica por si mismo la marginación social de hoy de las humildes mayorías provinciales, que ven en la positiva actitud enfocada a la atención de los problemas sociales de la Presidente Cristina Fernández.

            Mientras los gorilas desesperan porque los dineros que ellos se robarían si estuvieran administrando el Estado pasan a manos de la gente mas necesitada, vía los planes sociales, los mas pobres, esos que coleccionan los mayores índices de indigencia y de pobreza gracias a las políticas de malversación crónica que han gobernado las últimas décadas de la provincia encuentran nuevas vías para canalizar sus esperanzas.

            Nuevas esperanzas que amanecen en el horizonte Correntino, pero que seremos nosotros los que las concretaremos o no, construyendo nuevas formas de participación ciudadana democráticas, solidarias, honestas y justas.

            Mientras tanto la historia nos regala este momento de disfrute de ver los enemigos de siempre rejuntados y aplastados, por este inapelable 67% que no dudamos marca un antes y un después en la historia de la provincia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: