Archive for febrero 12th, 2011

12 febrero, 2011

NO LOS UNE EL AMOR SINO LOS INTERESES Y CONVENIENCIAS

EN CORRIENTES LA POLÍTICA TRADICIONAL MUESTRA SU VERDADERA CARA DE CÓMPLICE CONVIVENCIA A LA VISTA DE TODOS.

Los políticos en nuestra provincia se administran en un impúdico amasijo de intereses que no reconoce fronteras entre los partidos tradicionales que se alinean y desalinean al compás de sus conveniencias particulares.

Ex funcionarios del siniestro Proceso Militar alternan privilegios, bancas y prebendas con los “dueños” de los partidos tradicionales sin ocultar sus arreglos y contubernios que les han permitido desde el fondo de nuestra historia ser los dueños y señores de la provincia.

Corrientes, que muestra ante el país y el mundo el obsceno record de ser una de las provincias mas ricas en recursos y naturaleza, simultaneamente exhibe los mayores índices de atraso y miseria.

Pero no tienen drama en mostrarse juntos, ayer enemigos irreconciliables, hoy lascivos amantes;  reunidos y desencontrados permanentemente en una danza que inspira su ritmo en la corrupción y el aprovechamiento de los intereses públicos en beneficio de casta política.

Mientras Ricardo Colombi sigue adelante con sus planes de entrega de la naturleza provincial, rifando lo que encuentra en el inventario del Estado, con un frenesí que empalidece el jubileo privatizador que en los noventa liderara el caudillo riojano, la anciana Senadora de la voz temblorosa y garras afiladas, propietaria de una arrocera clandestina en el tesoro mas preciado de los Correntinos: Los Esteros del Iberá, se “amigan” una vez mas al abrigo de sus conveniencias particulares.

Imposible explicar a quienes no viven en Corrientes, que a Josefina la llevó como Senadora el hoy enemigo público número uno de Ricardo, su primo Arturo, que otrora fuera su amanuense e incondicional aliado.

En una grosera mezcolansa, donde, como dijera Discépolo:…”todo es igual, nada es mejor, lo mismo un burro que un gran profesor”, dias pasados en la localidad Alvear en oportunidad de un acto, la tribuna permitió, al igual que en el escaparate del tango del poeta, mostrar la Biblia junto al calefón, ante los hastiados ciudadanos de nuestra provincia.

Anuncios