LA PÁGINA WEB DE FUNDAVIDA EFECTÚA UNA NUEVA DENUNCIA CONTRA RICARDO COLOMBI

COLOMBI VA POR TODO

(ver nota original)

Una mueva amenaza asoma en el horizonte de la mesopotamia, Ricardo Colombi, gobernador de Corrientes,  ha elevado a la legislatura un proyecto casi calcado al que oportunamente presentara Urribarri en Entre Ríos, preparando el camino a la exploración y eventual explotación petrolera en Corrientes.

Del mismo modo de Uribarri, reserva al Poder Ejecutivo las decisiones fundamentales de las eventuales concesiones, evidenciando su interés en sustraer a la legislatura estas “negociaciones” a las que es tan afecto, en donde el ejecutivo habilita los negocios privados sin el auxilio ni la intervención de los representantes del pueblo.

Los acuíferos y humedales de Corrientes deberán enfrentar un riesgo extremo que los amenaza de la mano de este gobierno que auspicia un inventario completo de proyectos y “negocios” que afectarán el patrimonio y la naturaleza de la provincia del taragüí.

Pasteras, represas, monocultivo, exploración petrolera, privatización de ríos, contaminación de los humedales, ofrecimiento de los recursos provinciales a potencias extranjeras, como hizo recientemente ofreciendo a China que vengan a alquilar y/ó comprar tierras para plantar arroz.     Todas iniciativas nefastas en las que además se evidencia el interés extremo en “negociar” el patrimonio provincial en forma particular con intereses privados.    Esta actitud flagrante le reportó un repudio multitudinario semanas atrás en la ciudad de Curuzú Cuatiá (ver nota en esta página).

Colombi afirma estar elaborando un plan con fines de promover la exploración de hidrocarburos en el territorio provincial, “de acuerdo a indicios primarios que existan y que se deben integrar a la base de datos que a tal fin se cree en el ámbito de la autoridad de aplicación”.

El proyecto de ley enviado a la Legislatura establece que en caso que se produzca descubrimiento, faculta al Poder Ejecutivo provincial a participar asociado al descubridor con un porcentual de lo que se extraiga, el que debe estar previamente determinado por el instrumento que dio origen al derecho de permiso o concesión  otorgado, o en su caso, que sea considerado una variable de oferta en el pliego licitatorio respectivo.

Sostiene que el proyecto de ley constituye una herramienta legislativa de atracción de inversiones sectoriales hacia actividades de alto riesgo, como es la exploración hidrocarburífera en áreas marginales con escasa información geológica, creando un marco de previsibilidad y seguridad jurídica que permita alentar inversiones de capital intensivo y a largo plazo.

El documento en sus disposiciones generales fija que los yacimientos de hidrocarburos líquidos y gaseosos situados en el territorio provincial pertenecen al dominio del Estado provincial y el Poder Ejecutivo tiene a su cargo la formulación y desarrollo de planes destinados a promover la exploración y explotación nacional de hidrocarburos líquidos y gaseosos, su transporte e industrialización con la debida protección del ambiente.

Especifica que a los fines de la ley se entienda por área: aquella cuya superficie y ubicación se determina en el plan de exploración aprobado por acto administrativo. Hidrocarburos: petróleo crudo y gas natural en cualquiera de las condiciones en que se encuentre. Unidad de trabajo: unidad económica convencional que permita comparar, medir y sumar obras y servicios de distinta naturaleza (metros de perforación, kilómetros de líneas sísmicas y otros trabajos geofísicos)y cuya valoración permita obtener un valor total representativo de los diversos rubros del programa de exploración ofrecido.

La condiciones generales incluyen –asimismo- permisionario; permiso de exploración; concesionario; concesión de explotación o concesión; operador, al tiempo que un acuerdo de estudio es un instrumento mediante el cual el Poder Ejecutivo encomienda a un tercero la realización de estudios u obtención de información geológica o geofísica por cuenta y riesgo del tercero.

En sus artículos, el instrumento legal elevado a la Legislatura correntina establece que el área máxima de otorgamiento de permisos de exploración no puede exceder los 15 mil kilómetros cuadrados y el máximo de cantidad de derecho será fijado por el Poder Ejecutivo. La concesión de explotación –que no provenga de un permiso de exploración- prevé un área máxima de 250 kilómetros cuadrados.

Las adjudicaciones las debe determinar el Poder Ejecutivo en base a la información existente de acuerdo con la presente ley y los objetivos trazados. No pueden inscribirse las personas jurídicas de derecho público extranjero en calidad de tales. Los titulares de los permisos de exploración  y concesiones de explotación  están obligados a pagar todos los tributos provinciales existentes a la fecha de  adjudicación.

Quedan exentos por el término de 25 años del pago del impuesto a los sellos los actos, contratos u operaciones de exploración, explotación y transporte reguladas por la presente ley. Esta exención no incluye las operaciones societarias, de asociación u otras relacionadas con las personas físicas y jurídicas, ni los bienes muebles o inmuebles relacionados con la actividad que realizan.

El canon de exploración y concesión de explotación debe abonar anualmente por adelantado el titular del permiso, por cada kilómetro cuadrado o fracción del área permisionada o concesionada, cuyo monto lo determina el Poder Ejecutivo. Los ingresos en concepto de canon tienen como destino el Fondo de Desarrollo Energético de Corrientes (FDEC).

El concesionario de explotación debe pagar en concepto de  regalías al Estado provincial un porcentual sobre el producido de los hidrocarburos extraídos en boca de pozo. Se percibe en efectivo, salvo que 90 días antes de la fecha de pago, la provincia quiera recibirla en producto, decisión que se mantendrá por 6 meses.

El proyecto de ley contempla otros derechos y obligaciones, como la provisión regular de toda información primaria geológica, minera, ambiental. Los permisionarios y concesionarios deben mantener actualizada la determinación volumétrica  de las reservas y entregarlas a la autoridad de aplicación cuando éste las requiera. Deben cumplir con la normativa ambiental y presentar el estudio de impacto ambiental correspondiente y adoptar las medidas de seguridad.

También deben tomar las medidas para evitar daños a los yacimientos con motivo de la perforación, operación, conservación  o abandono de pozos. Evitar cualquier desperdicio de hidrocarburos y evitar  o reducir perjuicio a las actividades agropecuarias, a la pesca y a las comunicaciones, como asimismo a los mantos de agua que se hallaren durante la perforación; como también cumplir las normas legales y reglamentarias nacionales, provinciales y municipales que les sean aplicables.

Fija el documento que el Poder Ejecutivo es el concedente de todo derecho sobre los recursos hidrocarburíferos y la autoridad de aplicación de la ley es la Subsecretaría de Energía. Las funciones de la autoridad de aplicación son coordinar la política hidrocarburífera provincial con las restantes jurisdicciones provinciales y con la Nación u otros organismos.

También ejercer el poder de policía en todas las etapas de la actividad regladas por la presente ley. Intervenir en la promoción, supervisión y control, de la explotación racional de los recursos hidrocarburíferos y de la protección del ambiente en todas las etapas del desarrollo de actividades reguladas por la presente ley.-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: